Llega el ocaso del verano y alguna tormenta que otra pero todavía nos resistimos a creer que esto se acaba, resistimos a volver a las sopas y las cremas calientes… Así que aquí viene nuestro homenaje estival a ese fiel compañero de verano, ¡el gazpacho! Hoy te contamos algunas curiosidades y beneficios de este plato, y te avisamos de que va a ser una oda, así que, si eres de los que no sabe apreciarlo… este post no es para ti. 😏

1. LA RECETA NO LLEVÓ TOMATE HASTA EL SIGLO XIX

Como sucede muy a menudo, el origen del gazpacho es incierto. Eso sí, te podemos asegurar que es más antiguo que el abuelo de Tutancamón. Muchas voces aseguran un primer uso del gazpacho, sin hortalizas. Este primigenio estaba compuesto simplemente por pan desmigado, aceite y vinagre.

Aún no había sucedido la fusión con el tomate, pero este ya era popular entre la sociedad gracias a sus múltiples beneficios. El tomate componía la dieta básica de los campesinos, manteniéndolos sanos y con energía suficiente para trabajar largas horas bajo el sol. Es por esto por lo que el gazpacho era un plato «para pobres» hasta que la burguesía descubrió que era una enorme fuente de energía y, además, estaba delicioso.

gazpacho
El tomate componía la dieta básica de los campesinos, manteniéndolos sanos y con energía suficiente para trabajar largas horas bajo el sol.

2. UN BUEN GAZPACHO REQUIERE 24 HORAS DE PREPARACIÓN

No te asustes, que esto no significa que vayas a estar toda la noche cocinando para conseguir un gazpacho. Los grandes expertos recomiendan que se deje reposar en la nevera durante 24 horas para conseguir su sabor más intenso. La dificultad de esto radica en poder resistirte a probarlo 🔥 ¡Lo mejor tarda en llegar! Paciencia, gourmetero.

3. GAZPACHOS DE TODOS LOS COLORES

El gazpacho es tradicionalmente reconocido como «gazpacho andaluz», con la receta de hortalizas, pan y aceite. Sin embargo, existen muchísimas variantes de la receta en función del lugar donde lo consumas. Las más comunes y conocidas son el ajoblanco y salmorejo. Sin embargo, en Valencia, el gazpacho lleva una receta de horchata, pan, aceite y menta fresca. Por otro lado, en Murcia no se trituran los ingredientes, sino que se cortan en trozos muy finos y se cubren con agua. Esta última receta carece de pan y aporta orégano. Podríamos seguir contándote todas las recetas alternativas que hemos encontrado, pero no acabaríamos nunca. Hay gente que considera que no existe una norma para seguir en la elaboración del gazpacho. En contraposición, otras personas son fieles a la receta tradicional de este plato y, por lo general, odian a la gente que tunea el gazpacho. 😜 ¿Tú de qué bando eres?

4. UN ALIADO PARA TU SALUD

Esto no es ninguna novedad ni curiosidad, pero seguro que no eres consciente de todos los beneficios que tiene. ¡Ahora te gustará aún más!

Es fuente de vitamina A, E y C, que hará que no pilles ni un solo resfriado. Por otro lado, evita la hipertensión que tantos problemas cardiovasculares provoca, disminuyendo la probabilidad de sufrir un infarto de miocardio, ictus o insuficiencia renal.

Ralentiza el envejecimiento gracias a todas sus propiedades antioxidantes y te ayuda a adelgazar, ya que es un plato lleno de nutrientes y muy bajo en grasas, vaya, un alimento 100% digno de un realfooder. ¡Ni mata, ni engorda!

yoga
El gazpacho es fuente en vitamina A,E y C, evita la hipertensión y ralentiza el envejecimiento a la vez que te ayuda a adelgazar

5. PROLONGA TU BRONCEADO

A ver, esto tiene truco. No queremos que te pongas a beber gazpacho creyendo que te vas a broncear y luego vengas a echarnos la culpa por mentiras y calumnias. El caroteno que contiene el gazpacho activa la melanina y hace que tu piel se muestre más receptiva ante los rayos del sol. También otorga un color saludable protegiéndote de las acciones del sol. (Esto no significa que dejes de utilizar crema protectora, ni se te ocurra).

6. DON QUIJOTE Y EL GAZPACHO

Cervantes le otorgó a Sancho Panza el defecto de odiar el gazpacho y así lo escribió en El Quijote. «Más quisiera hartarme de gazpacho que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente que me mate de hambre», decía Sancho en uno de los fragmentos.

7. LISA SIMPSON LO ADORA

Si Sancho Panza no tenía ni idea de lo que hablaba… Lisa Simpson tenía un sentido del gusto exquisito. En el capítulo «Lisa, la vegetariana», la cerebrito de la familia encuentra la mejor manera posible para conseguir convencer a sus vecinos de que dejen de comer carne en una BBQ celebrada en su casa. ¡HE TRAÍDO GAZPACHO PARA TODOS! Para nuestra decepción, hemos de admitir que no le funcionó muy bien.