Vivimos en un mundo en el que cerca de mil millones de personas pasan hambre. Sin embargo, cada año se desperdicia un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano. Qué paradoja, ¿verdad?

Este tercio de alimentos desperdiciados anualmente implica también un desperdicio de los recursos utilizados. Siguiendo este ciclo, se provoca una barrera en la consecución del ODS (Objetivo de Desarrollo Sostenible) de Hambre Cero. Acabar con el hambre en el mundo es un reto mundial que requiere una producción sostenible y una reducción del desperdicio y pérdida de alimentos. Adicionalmente, se provoca un impacto negativo en el medio ambiente y en el cambio climático. Se estima que la huella de carbono del despilfarro de alimentos es de 3.300 millones de toneladas de CO2 anualmente.

desperdicios de comida en mal estado tirada al contenedor
Se estima que un tercio de la producción destinada para el consumo humano es desperdiciada o perdida.

Para mitad de siglo, se calcula que necesitaremos los recursos de tres planetas Tierra si la producción sigue creciendo al ritmo actual. Nuestro planeta nos está mandado avisos claros y concisos. Los problemas que asumíamos como lejanos se estiman para 2050. Realmente no es tanto tiempo y podríamos cambiar muchas cosas si se optimizara el consumo de alimentos. 

Una de las acciones que implica ejecutar una producción sostenible es evitar la pérdida de alimentos. La pérdida de alimentos es aquella que se produce en la cadena de suministro entre el productor y el mercado. Muchas veces la pasamos por alto, sin embargo es igual de importante que el desperdicio de alimentos. Los principales causantes de la pérdida de alimentos incluyen la falta de infraestructura, mercado, mecanismos de precios o incluso falta de marcos legales, según la FAO.

Hablamos de un problema muy grande que, sin embargo, puede llegar a tener la solución en actos muy pequeños.

¿Qué podemos hacer como usuarios para reducir el desperdicio de comida?

  • Calcula correctamente las cantidades: intenta no hacer un cocido multitudinario cuando realmente vas a comer tú solo. Si eres de los que por naturaleza no saben medir las cantidades, no tienes excusa. Aprovecha los alimentos para otra comida. 😉
  • Planifica un menú semanal. Así evitarás olvidarte de la compra que has hecho y podrás encontrarla en el fondo de la nevera una semana después, quizás, en buen estado.
  • Diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente, ya que una te puede ahorrar otra semana más de compra por lo menos.
  • Congela los alimentos correctamente (que no se echen a perder esos tuppers de comida casera.)
comida en el supermercado
Planifica un menú semanal, diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente, congela los alimentos correctamente y calcula correctamente las cantidades.

¿Qué pueden hacer los restaurantes para reducir el desperdicio de comida?

  • Realiza auditorías para el desperdicio: No sabrás lo que desperdicias hasta que no lo midas. No te creas que hacer esto solo ayuda al medio ambiente; podrás conocer los ahorros potenciales de tus costes. 
  • Elabora una bitácora de desperdicios. ¿Y esto qué es? Es un diario de desperdicios de tu restaurante. Podrás documentarlo y posteriormente rastrear los esfuerzos que tu restaurante está haciendo para reducir el desperdicio de alimentos.
  • Capacita a tu personal. Está claro que no podrás reducir los desperdicios en tu restaurante por ti mismo. Tus trabajadores deben conocer los retos mundiales vigentes respecto a la alimentación y los motivos por los cuales debemos implementar estas nuevas acciones.
  • No te agobies. tener un restaurante no implica que esto vaya a ser un proceso nuevo para ti. Como verás, hay acciones tan simples de realizar como las que tienes que hacer si estás en casa: Usa primero los ingredientes más antiguos de tu cocina (Método PEPS) y elabora solo la producción necesaria. Se acabó la regla “más vale que sobre y no que falte”
hombre en almacén
Una bitácora de desperdicios es un diario donde documentar y rastrear los esfuerzos que tu restaurante hace para reducir el desperdicio.

Apps para reducir el desperdicio de comida en restaurantes

Solamente en España, la hostelería ya representa 63.000 toneladas de comida perdida, un 40% de lo que se llega a producir. Verdaderamente es una merma que se hace urgente solventar.

Las alternativas que encontrábamos hasta ahora eran proyectos de organizaciones sin ánimo de lucro como los de neverasolidaria.org . Neveras a pie de calle donde puedes tanto depositar tus alimentos restantes (bien protegidos y envasados) como recoger comida que necesites (siendo considerado con lo demás).

Sin embargo, ¡estamos de suerte! Afortunadamente, la tecnología nos echa una mano de nuevo para poder dar solución a iniciativas que tienen por objetivo el concienciar y ayudar a individuos y restaurantes a gestionar mejor el desperdicio de comida.

Otra aplicación parecida es Nice To Eat You. Es de creación española y ofrece una segunda vida a los alimentos que van a ser rechazados o los platos preparados que no se han vendido.

Por ejemplo, en norteamérica encontramos una app llamada FoodForAll, que permite vender platos sobrantes o comidas ya preparadas pero no vendidas por una quinta parte del importe original de venta.

Por otro lado, en España, WeSaveEat, también estuvo vigente y en uso durante bastante tiempo. Es otra buena opción para rentabilizar las sobras y mermas de los restaurantes y dar solución pasito a pasito al problema que comentamos en este post.

Finalmente, la alternativa definitiva que está al alza en España y gran parte de Europa es Too Good To Go. Esta empresa declara la guerra al desperdicio, dando la opción a tu restaurante de darle salida a tu merma de alimentos en lugar de que acaben en la basura. El usuario los podrá adquirir bajo reserva, comprándolo a través de la app y con un concepto de “pack sorpresa”a un precio más reducido.

Bajo su lema #LaComidaNoSeTira han logrado crear una comunidad de “Waste Warriors” que luchan por un mundo donde no se desperdicia comida. A día de hoy han conseguido salvar 11.206.072 packs de comida. Esta cifra equivale aproximadamente a 22.412 toneladas de CO2 NO emitidas a la atmósfera.

Los beneficios de este tipo de aplicaciones son muchos para una cadena, franquicia o local. Para empezar, aumenta los beneficios a la par que reducen los costes. Se conocen nuevos clientes que quizás de otra manera, no sería tan posible. Se pueden dar promociones por parte de las aplicaciones para dar a conocer el local a través de redes sociales, por no hablar de la mejora de imagen social y sostenibilidad que aporta al negocio.

El éxito, en estos casos, es rotundo porque tiene gran aceptación por parte de los individuos. Son proyectos conjuntos que representan pequeñas victorias. 

iphone mostrando app too good to go rodeado de comida
Salva comida de tu restaurante favorito a un precio reducido con Too Good To Go.

Nos enfrentamos a un reto que se está convirtiendo en un desafío al que tendremos que plantar cara lo antes posible. ¿La finalidad? no agotar innecesariamente los recursos que tenemos.


Di NO al desperdicio de comida. 🛑